vendredi 13 décembre 2019

Compromiso Gaia




La naturaleza de la vida es cambiar. Y cuando esta cambia demasiado deprisa, con funestas y apocalípticas consecuencias, y toda la responsabilidad de ese cambio recae sobre tu especie, cambiar tus hábitos es una obligación y un imperativo moral.

Hoy comparto mi hoja de ruta o compromiso hacia nuestra primera madre: la tierra. Que cada unx haga el suyo (Aviso: quien solo realice cambios o reajustes que le resulten cómodos en tiempos de apretarse colectivamente el cinturón, en realidad, se está autoengañando, no comprometiendo).




Me comprometo a seguir siendo antiespecista y, consecuentemente, vegana. A informar y concienciar, a boicotear el lobby ganaderil y el holocausto animal en todos sus ámbitos y a luchar por la liberación animal siempre (“Mientras haya mataderos habrá campos de batalla” dijo Tolstoi).

Me comprometo a no tener coche, a utilizar el transporte público menos contaminante posible, a caminar todo lo que pueda y a no viajar en avión.

Me comprometo a no tener hijxs biologicxs.




Me comprometo a no seguir alimentando el modelo consumista y a comprar sólo lo que necesito. En resumidas cuentas: a consumir menos y mejor.

Me comprometo a exigir responsabilidades y boicotear a las industrias, empresas y lobbies que más contaminan.

Me comprometo a consumir el menor número de ropa, a no financiar el Fast Fashion y a boicotear esta industria toxica exigiendo un nuevo sistema de producción, apoyando el reciclaje y la ropa de segunda mano, etc.




Me comprometo, salvo excepciones que lo eco-compensen a corto, medio o largo plazo, a no comprar productos online.

Me comprometo a batallar en la lucha contra el plástico, evitar productos sobreembalados, comprar a peso, llevar mi propia bolsa independientemente del producto que adquiera, etc.

Me comprometo a elegir productos (frutas, hortalizas y verduras) locales y de temporada.




Me comprometo a apoyar la economía circular (y a evitar producir fracción resto mientras no se instaure ese sistema. Y, lógicamente, a reciclar y compostar).

Me comprometo a elegir productos de “vida larga”, producidos de la forma más eco posible y a rechazar la obsolescencia programada.

Me comprometo a elegir el tipo de energía que suministre mi hogar más verde posible y a no derrochar recursos (no abusar del agua, ni de la luz, calefacción, aire acondicionado, etc).



Me comprometo a elegir productos de limpieza, cremas + productos de belleza, electrodomésticos y demás, lo más green y éticos posible.

Me comprometo a apoyar a partidos políticos para los que la emergencia climática sea una prioridad absoluta, y a participar en protestas, manifestaciones y actos de rebelión pacífica.

Me comprometo a “dar caña” informando y concienciando; a firmar, compartir y/o crear peticiones, tanto desde las redes sociales como en mi círculo social, incluso a pesar de la nula respuesta, el rechazo o la progresiva falta de fe en la humanidad.




Me comprometo a exigir medidas e intervención ciudadana a lxs politicxs responsables todo el año y no solo durante el periodo electoral.

Me comprometo a luchar contra el capitalismo neoliberal, el patriarcado, el machismo, el especismo o cualquier cáncer que amenace el progreso, el planeta, el futuro y la libertad  y otredad de cada individuo, sea de la especie, sexo, raza u orientación sexual que sea.




Me comprometo a formar parte de la extinction rebellion, a actuar, proteger y luchar por mi hogar/planeta y todos sus tesoros, y a dar voz a todas sus criaturas durante toda mi vida.

Me comprometo a convertirme en “portadora de luz”, a ser siempre parte de la solución y nunca de la polución.


Este es mi compromiso Gaia. ¿Cuál es el tuyo?






Aucun commentaire:

Publier un commentaire

Cuéntame, cuéntate...

Related Posts with Thumbnails